El  calor afecta al sistema circulatorio y el yoga puede ayudarnos a mejorar y a descongestionar el sistema circulatorio a través de las posturas invertidas, por tres motivos:
1- Mejora el flujo sanguíneo, ayudando así a descongestionar
2- Favorece el sistema linfático que en verano tiende a retener líquido
3- Ayuda a equilibrar el sistema hormonal
De esta manera, podremos decir adiós a las varices en verano.
Cuando me quedé embarazada empecé a sentir que una vena de mi pierna se dilató y desde entonces con el aumento de la temperatura el verano hace que a veces me moleste.
Además de darme duchas de agua fría en las piernas y llevar una dieta rica en fibra y que me ayude a no retener líquidos, masajeo mis piernas con una crema que para mí ha sido un gran descubrimiento. Es una crema fluida , se absorbe rápidamente y aporta frío y descongestiona mis piernas.
Uno de los mejores descubrimientos para aliviar la molestia y mejorar el estado de las venas dilatadas, es Varifín en crema o cápsulas. En verano siempre echo mano de ellos. Se pueden combinar o usar por separado.
Contiene castaño de Indias y Ruscus que ayudan a reducir los vasos sanguíneos y promueve la estabilidad de esas venas que llegan a ser  molestas y dolorosas.
Estimula, rellena y sostiene fomentando a través de la vitamina C, la creación de colágeno en la capa media para ayudar a mejorar la circulación de retorno.
Si te pasa como a mí, que el sistema circulatorio es uno de tus puntos débiles, crea hábitos saludables para potenciarlo si no con el paso de los años y más en las mujeres , el calor agravará los síntomas. Estoy segura que de alguna manera… podrás decir adiós a las varices en verano.

Si quieres conocer más consejos para mejorar tu salud, en mi libro Yoga Es Vida encontrarás una vía de acceso al bienestar.

Déjanos tu comentario